contador de dias
Powered by Printable Calendar

Polímeros Sinteticos en el Medio Ambiente

      Las sustancias macromoleculares de origen natural son muy bien conocidas por los Microorganismos y estos dan cuenta de ellas una vez que han cumplido su función. El proceso De degradación de un árbol, la seda, el algodón, los tejidos toma su tiempo pero no tanto, lo Suficiente como para que el ambiente se limpie y los residuos sean incorporados en un ciclo Para que la vida continúe.


        Esto no sucede con el plástico, y una vez que ya se le haya dado el uso apropiado, le Tiran al vertedero de desechos y allí pernoctará por miles de años; imagínense: se cree que por Mucho más de seis mil años. Las bacterias no conocen estos materiales y, por lo tanto, no los Digieren, son demasiado jóvenes (advenedizos) y puede pensarse que si el “hombre” no los Construye programadamente, o no crea bacterias capaces de digerir el material sintético, el Problema será tan grave que puede llegarse a pensarlos como “materiales contaminantes del Medio ambiente”, porque aún no se les puede considerar como tal. Que por qué  esta afirmación: porque aunque el sol los tueste y cuartee, las gotas de lluvia los pulverice, el viento los esparza, todavía siguen siendo “macromoléculas” las porciones en que se han fragmentado y se hayan diseminado en un área determinada. Tendrían que  llegar a las corrientes de agua y mezclarse de manera tal que se “cuelen” a través de los poros de los filtros, estar presentes en la atmósfera y mezclados con el aire para incorporarlos en nuestros pulmones, más aún, deberían estar presentes en los suelos de manera que las plantas los incorporaran junto a los nutrientes o impregnar sus hojas y tallos para que los animales les ingirieran posteriormente. Visto así, no se puede decir que los “plásticos” ya son contaminantes, pero de seguirse con el uso irracional que se les viene dando, no hay duda de que dentro de unas cuatro generaciones la opinión de este autor perdería vigencia.


        Muchas cosas se piensan en función de evitar el mal “avisado”, pero algunas se vislumbran como más peligrosas que el problema mismo. Mutar bacterias para que se nutran con los plásticos de desecho deja correr un escalofrío por las mentes de solo pensar en que si estos microorganismos son capaces de devorar los “advenedizos”, cuando ya no tengan que comer buscarán lo que consigan y  adios a todo. La idea de programar la síntesis de los materiales “plásticos” no es mala, el problema es lo difícil y costosa que resultaría, lo que implica que una bolsa de supermercado costaría casi lo que cuesta el mercado que la persona acaba se hacer. Otra sana idea ha sido la del reciclado de los materiales plásticos de desecho; esto no sólo resulta costoso sino que no es fácil que los materiales reciclados tengan las mismas propiedades mecánicas que el material original, por lo que el uso se ve restringido. Lo que si es factible y económico es elaborar otros materiales con los reciclados y darles usos diferentes a los que el material de origen tuvo.

 

-Aspectos negativos

1.La inadecuada eliminación de los polímeros contribuye en buena parte a la degradación ambiental por acumulación de basura.


2. Muchos artículos de plástico son peligrosas armas destructivas. Por ejemplo, las bolsas plásticas pueden ser causantes de asfixia si se recubre la cabeza con ellas y no se logra retirarlas a tiempo.


3. Especies como la tortura gigante, mueren al ingerir bolsas plásticas que flotan en el mar, confundiéndolas con esperma de peces, su alimento habitual. 


4. La no biodegradación impide su eliminación en relleno sanitario y además disminuye notablemente la presencia de colonias bacterianas en torno a los plásticos.


5. La incineración puede generar compuestos venenosos. Por ejemplo, HCl (g) y HCN (g)


6.Los envases plásticos empleados para alimentos no pueden volver a usarse ya que no existen métodos efectivos de esterilización

Buena parte de los polímeros sintéticos proceden del petróleo que cuando llegan al medio ambiente, en forma de residuos son contaminantes.


         El impacto en el medio ambiente de las bolsas de plástico es enorme, y eso sin contar la gran cantidad de energía para su fabricación, puesto que están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que además tarda en degradarse entre 80 o 90 años.


       En ciudades latinoamericanas específicamente en Bogotá la capital de Colombia se genera casi 4 millones de toneladas al año de residuos plásticos, de los que solo se reciclan 600.000 toneladas, el resto es desechado sin control, en cualquier sitio, contaminando los lugares donde ellas quedan regadas.


       Cuando llegan al mar, el impacto ya es letal, para el propio mar, pero sobre todo para las 100.000 ballenas, focas, tortugas y otros animales marinos que mueren con bolsas de plástico en el interior de su organismo.

Por ejemplo miremos cuantos años duran en biodegradarse estos 6 materiales para tomar conciencia.


Zapatos de cuero: 25 a 40 años.

Nailon: 30 a 40 años.

Vasos de aislante térmico de polietileno: 1 a 100 años

Cuerda o soga: 3 a 14 meses

Calcetines de lana: 1 a 5 años

Envases/cartones de leche (con algo de plástico): 5 años